No tomarás el lugar de Dios en vano

Llegando a casa

Linea Separadora Texto

  Capítulo 27

LLEGANDO A CASA

Fecha: Año 2017

(Veintiocho años antes)


(Una relación de los principales personajes de la novela la encontrará aquí)

Separador clásico

Diez meses después

Itäkeskus shopping center

Helsinki (Finlandia)

 

Patty se apea del autobús, en la parada de Itäkeskus, como hace todas las tardes al regresar del trabajo. Desde allí habría cogido el metro hasta el apartamento que comparte en las afueras de Helsinki, pero hoy se dirige hacia el Itäkeskus shopping center, porque la nevera está vacía y ha prometido a Irina, su compañera de piso, encargarse de comprar la cena.

Entra en el corredor principal del centro comercial, de cinco plantas y con cabida para trescientas tiendas de todo tipo. Se dirige a la zona de alimentación. Pasa por delante de un McDonald´s. Duda unos momentos. Finalmente se lo piensa mejor y posterga el sunday de fresa para otro momento: ha decidido perder un par de kilos antes del verano.

Deja atrás la espectacular cúpula de cristal.

Avanza entre docenas de luminosos y atractivos letreros de neón, todos compitiendo entre sí por captar la atención del visitante. Se obliga a ignorarlos, manteniéndose firme en su decisión de tan solo visitar la zona de alimentación. Aun así, le sorprende que la mayor parte de las enseñas comerciales sean las mismas que ha visto en Bruselas. Sin duda, se dice, la globalización conduce a una sociedad cada vez más aburrida.

Cuando diez meses antes decidía aceptar el encargo de Nicholas, nunca hubiera imaginado acabar en aquella fría ciudad al sur de Finlandia.

*

Había abandonado Little Rock en un vuelo con destino a Nueva York; luego, embarcado en otro que aterrizaba en el aeropuerto de Charleroi nueve horas más tarde, a unos cincuenta kilómetros al sur de la capital belga. Apenas llevaba cinco minutos en el interior del taxi de camino al centro de Bruselas, cuando ya le atenazaba la sospecha de estar en un lugar soso, monótono, triste, una ciudad en la que los edificios grises se sucedían uno tras otro, bajo un cielo también gris. En aquel momento todavía se inclinaba a pensar que su primera y poco favorable impresión había sido fruto del cansancio del viaje. Sin embargo, a los pocos días ya se había convencido de que el espléndido sol de Arkansas no era el mismo que iluminaba aquella ciudad del norte de Europa.

Se matriculó en una escuela de idiomas con el propósito de mejorar su francés, tal y como Nicholas le había aconsejado. Pero sus planes iniciales se vieron alterados cuando supo del anuncio publicado en la sección laboral del Het Laatste Nieuws: ¡New Biotechnologies Corporation solicitaba genetistas para su sede en Helsinki! Con referencia al empleo, todo lo que se mencionaba era que se ofrecía trabajar en un proyecto pionero durante dos años. No era mucha información, pero sí un golpe de suerte, porque de no haber sido por el nombre de NBC impreso en grandes caracteres nunca se habría enterado.

El anuncio estaba redactado en holandés.

Una vez su profesor se lo hubo traducido, no dudó en hacer llegar una copia de su curriculum al departamento de Recursos Humanos de la Corporación. Por supuesto, redactado en inglés.

Como había anticipado Nicholas, el proceso de selección resultó ser muy profesional, pero también rápido. El uno de julio ya se había incorporado a las oficinas de NBC en el Helsinki Bussines and Science Park Oy. Afortunadamente para ella, en Finlandia, además del finés y del sueco, los dos idiomas oficiales, la mayor parte de sus habitantes también hablaban inglés con un notable nivel de corrección.

*

–Treinta y dos euros con veintitrés céntimos –escucha decir a la cajera que se afana por introducir los envases de comida preparada en una bolsa de papel.

Patty rebusca en el bolso que cuelga del hombro a modo de bandolera. Palpa unas llaves, luego dos teléfonos móviles y, finalmente, la cartera. Saca la tarjeta de crédito y se la entrega a la joven.

Queda a la espera de introducir el código de seguridad.

NBC le había facilitado un móvil para ponerse en contacto con ella en caso de necesidad. En contrapartida, estaba autorizada para hacer un uso personal e ilimitado del mismo, si bien la empresa únicamente asumiría los primeros cien euros de cada factura. Aun así, era un gesto de agradecer, pero también peligroso: por eso sigue llevando el iPhone, el móvil que utiliza para contactar con Nicholas.

*

Cuando sale del centro comercial todavía no ha anochecido. Se dirige a la estación de metro de Itäkeskus. Aguarda hasta la llegada del primer convoy de la linea Ruoholahti – Vuosaari, dirección Vuosaari. Tres paradas después se apea y hace a pie los últimos diez minutos que la separan del apartamento.

Aunque el empleo no está mal pagado, tres mil quinientos al mes, Helsinki no es una ciudad precisamente barata, particularmente el alojamiento. Por eso, uno de sus primeros objetivos había sido encontrar con quién compartir los gastos de alquiler. Esa persona es Irina, también contratada por NBC para el mismo proyecto, su compañera de piso desde hace ocho meses.

Diez metros más y habrá llegado a su domicilio, un edificio de paredes rojas salpicado de ventanas cuadradas. Su diseño no es bonito, pero tampoco le desagrada, tal vez demasiado funcional para su gusto. Tampoco le termina de convencer la orientación noreste que lo hace demasiado oscuro la mayor parte del día. Se dispone a introducir la llave en la cerradura del portal cuando escucha el sonido de un móvil.

Es el iPhone.

*


Fin del capítulo

    Suscribirse al blog              ¿Cómo utilizar el blog?

Nada me alegrará más que conocer su opinión: si lo considera oportuno, déjeme un comentario. Gracias por leerme.

*

Este texto corresponde a No tomarás el lugar de Dios en vano, una novela de Rubén C. Morató.

Igualmente, le estaré profundamente agradecido si considera oportuno hacer saber de mi trabajo en su entorno personal.

*

leer-otras-entregas-de-ntldv

Adquirir Arcano en Amazon

*

¡No dude en contactar conmigo!

Una gran ventaja de este mundo de “lo virtual” es la de que, por primera vez, el autor tiene la posibilidad de interactuar libremente con sus lectores sin restricciones de ningún tipo. No nos privemos mutuamente de esta extraordinaria oportunidad. En nuestro caso, además, disponemos de tres alternativas.

Este BLOG es la primera de ellas: cada entrada dispone de las secciones “Me Gusta” y “Comentarios“. Sin duda, es una buena forma para iniciar un debate abierto y continuado sobre un aspecto concreto del texto.

Otra es la página de CONTACTO, página que, como su nombre indica, le permitirá hacerme llegar sus reflexiones mediante correo electrónico, sin duda una forma mucho más personal, pero igualmente efectiva.

Y por último, siempre tiene la oportunidad de suscribirse a mis “NEWSLETTER”, un anglicismo que no significa otra cosa que permitirme compartir con usted mis nuevos proyectos a través de mail. Encontrará la posibilidad de suscribirse en la parte inferior de esta misma página web. Este opción me facilita estar en contacto con usted, pero me privará de conocer sus opiniones.

Atentamente,

Rubén C. Morató

*

Página web

Correo electrónico: rubenmorato@me.com

*

Copyright © 2014 – Rubén C. Morató

Todos los derechos reservados.

Registro de la Propiedad Intelectual 16/2014/2297

ISBN: 978-84-608-9207-6

*

Queda prohibida la copia o reproducción de esta obra, sea total o parcial,

por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático,

sin el previo consentimiento expreso y escrito del autor.

*

No hay comentarios

Escriba un comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR