Las Biografías

  “Las Pajaradas, viñetas gráficas para… para algo (supongo)”

– ¡Las biografías! –

Separador clásico

“Las Pajaradas, viñetas gráficas para… para algo (supongo)”, es un proyecto que nace con el ánimo de contrabalancear el resto de los contenidos de esta web, normalmente textos referidos a novelas, relatos de mayor o menor extensión, o perplejas reflexiones del autor ante una maravillosa sociedad que, en más de una ocasión, no deja de asombrarle.

La temática de estas viñetas es variada, pero su objetivo es simple: hacerle sonreír, a la par que denunciar la manifiesta incapacidad del ser humano para aplicar el sentido común en un gran número de ocasiones.

Para ello me valgo de cuatro personajes: Clotilde, Braulio, Honorato y Casimiro. He aquí sus biografías, pasados que, como a todos nos sucede, condicionan en gran medida sus perspectivas y opiniones con respecto a la sociedad en que les ha tocado vivir.

Separador clásico

personaje-clotilde

Soltera. Cuarenta años. A los diez coleccionaba gusanitos de seda. Ahora flores de mazapán. Estudió Historia del Arte. Acabada la licenciatura se trasladó a Londres para especializarse en arte egipcio. Tres años después regresó para ocupar una plaza de profesora en un colegio concertado.

Desde entonces sigue a la espera de su gran oportunidad, aunque por el momento esta se reduzca a un contrato interino tantas veces renovado que ya lo considera indefinido: no así el director de la institución.

Mucho menos, el gabinete jurídico.

Coqueta y empedernida lectora, es capaz de leer todo lo que caiga en sus manos, incluido el Ulises de James Joyce –edición extendida y comentada por el autor.

No hace mucho descubrió que los bebés no vienen de París, pero sigue convencida de que la clase política es honrada y pretende el bien común. Preguntada por los casos de corrupción urbanística, dice “estar segura de que les ha mirado un tuerto –a la clase política– y por eso nunca les salen las cosas bien“. Considera a los seres humanos bondadosos, agradecidos y generosos, aunque, como sucede en otras partes del Universo, también aquí hay excepciones: “¿es que acaso no hay tréboles de cuatro hojas, y no por ello dejan de ser tréboles?

Su película favorita: Los puentes de Madison. Preguntada por el motivo de su elección, su respuesta fue… “es un fiel reflejo de la vida misma”. Sin comentarios.

*

personaje-basilio

De edad indefinida entre los setenta y los noventa y nueve.  A los ocho ayudaba a su padre a labrar los campos de sol a sol, pero solo de lunes a sábado, porque los domingos eran para  atender los gorrinos, las gallinas y esquilar a las ovejas si era época. A los quince bajó a la mina por primera vez. 

A los veintiocho, y de manos del consejero delegado, recibió el premio al empleado peor pagado del año: todavía se recuerda su negativa a satisfacer las doce pesetas reclamadas en concepto de “gastos de homenaje por cuenta del trabajador”. En palabras del entonces alto directivo, “cuando en este país se inventen los sindicatos, este será uno de ellos”.

Profético anticipo, pues muerto el dictador, así aconteció: el aludido se afilió, las cuotas pagó, pero de poco le valió. No así a los liberados sindicales. 

Desencantado, a los cuarenta y nueve decidió buscar un empleo más acorde con su edad: desde entonces trabajó de peón albañil hasta el día de su jubilación. Ahora vive de una pensión que algunos califican de digna –pero digna hace medio siglo. 

Cada mes complementa sus magros ingresos echando mano de los ahorros de toda una vida. Se lamenta de haberlos invertido en un depósito super-remunerado-para-siempre que ya no renta desde que el señor Draghi inventó los tipos de interés negativos; por el contrario, sí mengua por causa de las comisiones devengadas en concepto de mala-gestión

Hombre de carácter hosco y de escasas palabras, es poco amigo de pronunciarse, pero de hacerlo, siempre con claridad y sin tapujos. Preguntado por la generación de jóvenes mejor formados de la historia, no dudó en decir “que sin duda lo son, porque tras ellos, por fin hemos conseguido que se extinga la humanidad”

Su película favorita: Harry el sucio. Nadie tuvo lo que hay que tener para preguntarle el motivo de semejante elección.

*

personaje-honorato

Cincuenta y siete. Su abuelo era rico. Su padre también. Él, pero solo por no defraudarles, mucho más. 

Considera el mundo un lugar a rebosar de oportunidades, sobre todo para quienes trabajan para él: “les doy la oportunidad de hacerlo con un contrato temporal; también la de cobrar poco; y para los más exigentes, además, en negro para que el IRPF no les salga a pagar”.

Sostiene que las leyes son iguales para todos, excepto para quienes no son iguales. Alguna vez también se le ha escuchado decir que su mayor ilusión sería “la de ser igual”, pero lamentablemente su condición de rico se lo impide. 

Se le considera un defensor del libre mercado, siempre que todo el mercado sea suyo. También es partidario de la progresividad fiscal: cuanto más pobre, más se ha de pagar. A su criterio, la justificación es irrefutable: “son precisamente los pobres quienes no pueden permitirse una sanidad privada”

En materia de derechos humanos y condiciones laborales dignas para todos, dice no mostrarse disconforme, “siempre que no supongan una traba para el desarrollo de la actividad empresarial, en cuyo caso, mejor hacerlo por los derechos de las cacatúas verde fosforito. Además, hasta descubrir cómo hacerlas trabajar, tampoco tendremos que preocuparnos por sus condiciones laborales”

Su película favorita: El Padrino, pero solo la primera parte, porque los sucesores de don Vito Corleone se le antojan unos peleles mojigatos.

*

personaje-calimocho

Veintidós años. Soltero y sin esperanzas de verle abandonar el hogar familiar –al menos en el próximo medio siglo–. Hace tres años que cursa estudios universitarios de Filosofía, sin embargo resulta curioso el que siga matriculado en primero. Preguntado al respecto, sostiene que el plan educativo es demasiado exigente; también, que ha sido diseñado partiendo de la premisa de que los universitarios no tienen otra cosa mejor que hacer que la de estudiar: “jugar al Candy Crash –añadió– es un claro ejemplo de actividad intelectual alternativa; nuestros políticos también lo practican”. Con respecto al Pokemon Go, lo calificó de insano y nocivo: “es que hay que levantarse del sofá”, adujo. 

Es un firme convencido de que el agua siempre ha salido del grifo –incluso la caliente–. También de que el télex fue una invención de los romanos: dice haber visto uno en el museo de Ciencia y Tecnología. 

Su mayor aspiración es la de ser funcionario, a ser posible a media jornada. Mejor aún si le llevan el sueldo a casa. 

Contrario al espíritu consumista que anula por completo la personalidad y la libertad individual, hace campaña  protesta a través de un smart phone última generación, pantalla XXL y conexión ADSL ultra-fast-for-exclusive-users. La factura la paga papá. También el móvil, la PS4 ultra-slim, las Adhidhas galactic-edition y el Canal Solo Terror. 

Su película favorita: El último guateque. Preguntado por el motivo, se limita a sonreír.

*

Nada me alegrará más que conocer su opinión: si lo considera oportuno, déjeme un comentario. Gracias por leerme.

Leer otras pajaradas

Leer otros Divertimentos

Leer otros relatos

Reflexiones de un...

Otras entregas Arcano

*

¡ No dude en contactar conmigo !

Una gran ventaja de este mundo de “lo virtual”, es que por primera vez el autor tiene la posibilidad de interactuar libremente con sus lectores sin restricciones de ningún tipo. No nos privemos mutuamente de esta extraordinaria oportunidad. En nuestro caso, además, disponemos de cuatro alternativas.

Este BLOG es la primera de ellas: cada micro relato dispone de las secciones “Me Gusta” y “Comentarios“. Sin duda, es una buena forma para iniciar un debate abierto y continuado sobre un aspecto concreto del texto.

Otra es la página de CONTACTO, página que, como su nombre indica, le permitirá hacerme llegar sus reflexiones mediante correo electrónico, sin duda una forma mucho más personal, pero igualmente efectiva.

Una tercera es mi página FACEBOOK, en la cual, además de compartir sus opiniones con todos nosotros, podrá valorar mi trabajo con “Me Gusta” e incluso “Compartirlo” con su entorno personal si lo considera oportuno.

Y por último, si usted no es asiduo de Facebook, siempre tiene la oportunidad de suscribirse a mis “NEWSLETTER”, un anglicismo que no significa otra cosa que permitirme compartir con usted mis nuevos proyectos a través de mail. Encontrará la posibilidad de suscribirse en la parte inferior de esta misma página web. Este opción me facilita estar en contacto con usted, pero me privará de conocer sus opiniones.

Atentamente,

Rubén C. Morató

*

Página web

Facebook: Rubén C Morató

Facebook alternativo (personal): Ruben Carlos Morató Bellido

Correo electrónico: rubenmorato@me.com

*

Copyright © 2016 – Rubén C. Morató

Todos los derechos reservados.

Queda prohibida la copia o reproducción de estos contenidos, sea total o parcial, por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático, sin el previo consentimiento expreso y escrito del autor.

No hay comentarios

Escriba un comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR